jueves, 1 de mayo de 2014

Autoevaluación de mi competencia digital en la Unidad 4



Empiezo esta entrada con la rúbrica de Evaluación de Competencias Digitales diseñada por David Álvarez y el equipo de Conecta13 para dar comienzo a la Unidad 4 de ABPmooc.

Como tengo que comentar el resultado de mi autoevaluación empiezo reflexionando en los primero puntos de la tabla. Pienso que estoy en el punto 4 de la rúbrica aunque sin duda me queda un montón de cosas por aprender y un montón de herramientas que trastear.

Sin embargo si me ciño a la rúbrica pienso que conozco los códicos y actúo e interactúo en cada plataforma según los códigos de las mismas, participo activamente en comunidades virtuales (sobre todo a partir del MOOC EduPLE que fue donde empecé a usar de manera activa las comunidades de google+), conozco herramientas y las uso, comparto en red, etc.
Tal vez uno de mis puntos más débiles sea el tema de la curación de contenidos para alumnos, porque para profesores al menos lo intento en los dos temas que tengo abiertos: PLE y TIC en mi Scoop.it

Refiriéndome precisamente al tema de la gestión, organización y filtrado de información hay tres herramientas sociales esenciales que me gustaría mencionar y recomendar, en caso que no las uséis:

1. Pinterest: por las posibilidades que brinda como repositorio de imágenes para llevar a clase, por las posibilidades de crear tableros colaborativos tanto entre docentes como con los alumnos, porque ayuda a tener orden en el caos que puede suponer la red y por las posibilidades que ofrece para trabajar de manera colaborativa. Es una excelente herramienta para los alumnos más visuales ya que les permite almacenar fotos, vídeos y artículos siempre y cuando haya una imagen que lo acompañe y permita el pineado.

2. Diigo: por las posibilidades de etiquetado, organización de enlaces, subrayado, guardado, almacenado de artículos, bibliografía, materiales para trabajar y colaborar. Yo por ejemplo la uso para compartir materiales en temas de formación de profesores y para compartir materiales con alumnos de niveles B2/C1 ya que ellos tienen mucho que aportar, al fin y al cabo mientras más nivel de lengua tienen, más autónomos son.

3. Scoop.it: para curar contenidos, filtrar y gestionar la información para la comunidad de profesores o de alumnos, según los objetivos que uno se plantee.

En común tienen que son herramientas sociales, aportas si eres pro-activa y mientras más calidad tenga tu PLN más te beneficias de esa inteligencia colectiva de la web 3.0.

En el caso de Diigo y Pinterest tienen la ventaja de que a pesar de ser sitios abiertos puedes si así lo deseas mantener cierta privacidad, sobre todo en trabajos colaborativos entre alumnos donde quieres fijar unos parámetros específicos y prefieres limitar el acceso a los alumnos o colaboradores.

Hablar de competencia digital hoy por hoy es para mí lo que muy bien resume Lola Torres en esta infografía.




A continuación respondo a las preguntas de la unidad:

¿Cómo puedes mejorar tu competencia digital?

Pienso que la clave está en la formación continua, en tener un PLE en construcción y en seguir beneficiándonos de la inteligencia colectiva de las comunidades donde interactuamos, tener y mantener un PLN activo, de calidad y pro-activo.

¿Qué elementos de la competencia digital te parecen más necesarios para usar el aprendizaje basado en proyectos en tu clase?

Pienso que todos, si se educa y se da autonomía a la vez que se fomenta el aprender a aprender podemos ayudar y guiar a nuestros estudiantes a gestionar si identidad digital y a diseñar su PLE a partir de ese punto todo será mucho más fácil porque no estamos dando un pescado, estamos enseñando a pescar.

¿Te animas a lanzar alguna propuesta colectiva de formación para la mejora de la competencia digital?

Mi respuesta es PLE para todos y posibilidades de formación continua de calidad y gratuita.
Instagram